La naturaleza se comunica con nosotros

La verdadera amenaza para la existencia humana son los humanos. Los seres humanos tienen la tendencia de tomar más de la naturaleza de lo que tiene para ofrecer y de darla por sentada. Es la falta de empatía de la humanidad y su incapacidad para escuchar y sentir el mundo que nos rodea lo que finalmente será nuestra ruina. La historia de los taínos y nuestros antepasados ​​africanos me enseñó que la naturaleza se comunica con nosotros. Solo necesitamos observarla y tener paciencia para escuchar y escuchar. Envía señales de alerta cuando el peligro se acerca, nos alimenta, nos viste y nos protege. Por lo tanto, debemos tratarla con el mismo respeto y comprensión que a nuestros semejantes.

Apunte de: Roxanne Morris, 30. Hanover, Jamaica