Obra de arte de: Alexandria Quinlan, 26. Taiwan

Bailar en amarillo

“Bailar en amarillo” Bailar en amarillo sabe más dulce que la maracuyá, / un lugar donde las montañas, los escarabajos, los árboles pueden sostenerme. / Me dan tanto – quiero devolver, / para que se sientan abrazados. / Para apoyarlos en su crecimiento, / para ver cómo el sol sigue brillando / sobre ellos y a través de ellos. / Los hongos que sostienen el mundo subterráneo del bosque quieren bailar en amarillo. / El árbol siente el amarillo en sus raíces, / en sus hojas y frutos. / Las abejas sienten el amarillo y lo comparten con los demás. / La montaña zumba en amarillo. / Podemos aprender de ellos, individualmente y como un todo. / Quita una parte, el amarillo se vuelve turbio, el baile flaquea. / Podemos bailar en su amarillo si solo les damos / el espacio que necesitan para seguir prosperando.

Apunte de: Alexandria Quinlan, 23. Taiwan